UISCUMARRUISCUMARRUISCUMARR
+54 (11) 4241-4276
Lanús Oeste - Buenos Aires
UISCUMARRUISCUMARRUISCUMARR

El cambio climático es una problemática que debe ser abordada cuanto antes, es por eso que Greenpeace, frente a la crisis ambiental, presentó las cuatro claves para lograr disminuir el daño ocasionado.

El Día del Ambiente, 5 de junio es una invitación a revisar la situación ambiental actual tanto en Argentina como en el mundo. En esta línea, Greenpeace hizo un llamado urgente a los gobiernos y ciudadanos para que se unan en la implementación de medidas concretas que aseguren un futuro sostenible para el Planeta Tierra.

La situación ambiental actual en Argentina es crítica. La deforestación alcanzó niveles alarmantes, especialmente en regiones como el Gran Chaco, donde los desmontes ilegales para la expansión de la frontera agropecuaria están destruyendo vastas áreas de bosque nativo. Los ríos y cuerpos de agua están sufriendo contaminación debido a residuos industriales y agroquímicos, afectando tanto la biodiversidad acuática como la salud de las comunidades locales. Además, el país enfrenta desafíos significativos relacionados con la crisis climática, como sequías severas, inundaciones recurrentes y temperaturas extremas, lo que subraya la necesidad de una acción inmediata y coordinada para mitigar estos impactos.

En este contexto, Greenpeace ha definido cuatro ejes fundamentales para abordar la crisis ambiental y mitigar el daño ocasionado: la protección de los océanos, la preservación de los bosques y humedales, la protección de la biodiversidad y la implementación de políticas de clima y energía. Cada uno de estos ejes representa un aspecto crucial de la lucha contra el deterioro ambiental y requiere un compromiso serio y sostenido por parte de todos los sectores de la sociedad.

Protección de los océanos
Los océanos son vitales para nuestra vida: nos alimentan y regulan el clima. Es por eso que defenderlos para asegurar un futuro es crucial.

Actualmente, diferentes especies marinas están en peligro y muchos hábitats marinos están en riesgo. Pero quizás lo más grave es que los ecosistemas están perdiendo la capacidad natural de recuperarse. Más de 3 mil millones de personas en el mundo dependen de la diversidad biológica marina y costera para sus medios de vida.

Por eso, se deben establecer santuarios marinos donde se prohíba la pesca, la extracción de petróleo y gas, y las operaciones de otras industrias extractivas. En 2023, se logró la creación de un Tratado Global de los Océanos que puede ser una herramienta para crear extensas áreas protegidas que cubrirán por lo menos el 30% de los océanos para el 2030, pero aún está pendiente su ratificación.

Fuente: Noticias Ambientales

Leave A Comment