UISCUMARRUISCUMARRUISCUMARR
+54 (11) 4241-4276
Lanús Oeste - Buenos Aires
UISCUMARRUISCUMARRUISCUMARR

Los árboles están luchando por ‘respirar’ y secuestrar así el dióxido de carbono (CO2) que atrapa el calor en climas más cálidos y secos.

El clima esta limitando la capacidad de los árboles para actuar como sumideros de carbono eficaces. Así lo indica una investigación liderada por la Universidad de Penn State, que sugiere una reevaluación del papel de los bosques en la mitigación de la huella de carbono global.

Max Lloyd, profesor asistente de investigación en geociencias de Penn State y autor principal del estudio, publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences, explica: “En condiciones de calor y sequía, los árboles experimentan una especie de ‘tos’ que les impide respirar adecuadamente, liberando CO2 en lugar de absorberlo”.

Este fenómeno, conocido como fotorrespiración, se intensifica en climas cálidos, especialmente bajo estrés hídrico, duplicando su tasa en comparación con ambientes más frescos y húmedos.

La fotosíntesis permite a los árboles convertir el CO2 atmosférico en oxígeno y biomasa, pero la fotorrespiración contrarresta este proceso al liberar CO2. El estudio revela que este mecanismo se activa con temperaturas diurnas promedio superiores a los 20 grados Celsius, empeorando con el aumento de la temperatura.

Fuente: Noticias Ambientales

Leave A Comment