UISCUMARRUISCUMARRUISCUMARR
+54 (11) 4241-4276
Lanús Oeste - Buenos Aires
UISCUMARRUISCUMARRUISCUMARR

Una nueva red internacional reúne organizaciones de Argentina, Brasil, Canadá, Noruega, Reino Unido y Tanzania en contra de las operaciones de la estatal noruega Equinor, una de las 10 empresas con mayor volumen de reservas nuevas de petróleo y gas aprobadas para su desarrollo en todo el mundo.
Más de 20 organizaciones socioambientales de diferentes partes del mundo participaron hoy del primer encuentro de la Red Equinor Out en Oslo, Noruega. La campaña que lidera esta red se opone a los proyectos de exploración y explotación de gas y petróleo promovidos por Equinor, la estatal noruega de energía que, según Oil Change International, está dentro del ranking de las 10 empresas con mayor volumen de nuevas reservas de petróleo y gas aprobadas para su desarrollo.

Actualmente, las actividades de Equinor son un 99,87% en combustibles fósiles y apenas un 0,13% de energías renovables. Entre los principales impactos negativos de esta empresa en el ambiente y las comunidades, Equinor Out resalta la afectación de la biodiversidad marina, las posibilidades de derrame y las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI).

La resistencia a las actividades offshore cobra cada vez mayor protagonismo en todo el mundo. Equinor Out está compuesta por organizaciones de Argentina, Brasil, Canadá, Noruega, Reino Unido y Tanzania que se unen para resistir los nuevos proyectos de Equinor, entre los que se destacan la exploración frente a la costa de Argentina; en Rosebank, el mayor yacimiento petrolífero sin explotar del Reino Unido; la puesta en marcha del proyecto en el yacimiento Bacalhau, en el presal brasileño de Santos; nuevos yacimientos de petróleo y gas en Noruega; y el proyecto Bay Bay du Nord en Canadá.

En contra de las conclusiones de la COP28 de Dubai y del Acuerdo de París, Equinor sigue invirtiendo masivamente en nuevas reservas de petróleo y gas en todo el mundo. El texto final de la cumbre del clima de 2023 destaca la urgencia de promover una transición hacia la eliminación gradual de los combustibles fósiles en los sistemas energéticos para el año 2050, proceso que debe llevarse a cabo de manera justa, ordenada y equitativa.

Fuente: Futuro Sustentable

Leave A Comment