UISCUMARRUISCUMARRUISCUMARR
+54 (11) 4241-4276
Lanús Oeste - Buenos Aires
UISCUMARRUISCUMARRUISCUMARR

La Unión Europea (UE) dio un paso significativo en la lucha contra la contaminación plástica al poner en vigor una nueva regulación que exige que los envases de bebidas de hasta tres litros mantengan unidos sus tapones a las botellas tras ser abiertos.

Cabe destacar que esta medida, publicada inicialmente en junio de 2019 bajo la Directiva Europea 2019/904, entró en vigencia este miércoles.

La normativa busca prevenir y reducir la contaminación plástica, especialmente en entornos acuáticos y en términos de salud pública. El Instituto Tecnológico del Plástico (ITP), que colaboró con la UE en la creación de esta regulación, explicó que los nuevos diseños de envases están concebidos para evitar la dispersión de los tapones en el medio ambiente y mejorar su reciclabilidad.

“Es crucial que los tapones permanezcan unidos a las botellas durante su uso para cumplir con los requisitos de la directiva”, señaló el ITP. La directiva estipula que la comercialización de envases de bebidas de plástico desechables solo se autorizará si su diseño cumple con requisitos específicos destinados a reducir la dispersión de tapones y tapas plásticas en el entorno.

La medida no solo afecta a las botellas de plástico, sino también a los envases compuestos por múltiples materiales, como los cartones de leche o jugo que contienen cartón, plástico y aluminio. Sin embargo, quedan excluidos de esta norma los envases de vidrio o metal, así como los productos con fines médicos.

¿Buena medida para combatir a contaminación por plástico?
Esta iniciativa generó opiniones divididas entre los ciudadanos. Mientras algunos consideran la medida como una molestia innecesaria que dificulta el uso de los productos, otros la aplauden por ser una acción crucial para la protección del medio ambiente. El ITP ya está realizando pruebas en sus laboratorios para evaluar la sostenibilidad y seguridad de los envases, abarcando desde cierres a prueba de niños hasta resistencia a microondas, lavavajillas, migración de sustancias y alteraciones sensoriales.

Fuente: Economía Sustentable

Leave A Comment