UISCUMARRUISCUMARRUISCUMARR
+54 (11) 4241-4276
Lanús Oeste - Buenos Aires
UISCUMARRUISCUMARRUISCUMARR

La COP28 se encamina hacia un acuerdo en el que las partes podrían pactar “bajar la producción y consumo” de combustibles fósiles para conseguir el objetivo de ser cero emisiones netas en 2050, o antes, siguiendo las indicaciones de la ciencia, en lugar de acabar con ellos gradualmente.

Así se recoge en el último borrador de Balance Global que la presidencia de la Cumbre del Clima de Dubái (COP28) ha hecho llegar a las partes y en el que no se menciona acabar los combustibles fósiles.

No obstante, insta a las partes a la rápida reducción de carbón desprovisto de sistemas de mitigación y a que se pongan límites a la concesión de autorizaciones de nuevas plantas de generación de electricidad basadas en este combustible fósil.

En el texto se reconoce la necesidad de acelerar una transición energética “sostenible, asequible e inclusiva” teniendo en cuenta los diferentes puntos de partida y circunstancias de cada país y garantizando la seguridad de suministro, el desarrollo sostenible, la erradicación de la pobreza y la cooperación internacional.

La nuclear entra en juego
Acto seguido, el artículo 39, sin duda el que más enfrentamientos levantará, reconoce la necesidad de reducciones “profundas, rápidas y sostenidas” de las emisiones de gases de efecto invernadero y pide a las partes que adopten medidas “que podrían incluir”, entre otras las siguientes acciones:

– Triplicar la capacidad de energía renovable a nivel mundial y duplicar la tasa anual de mejora de la eficiencia energética para 2030.

– La “rápida y progresiva” reducción del carbón sin mitigación y limitar la autorización de nuevas centrales que carezcan de sistemas de mitigación (captura y almacenamiento de CO2).

Fuente: Noticias Ambientales

Leave A Comment